viernes, 4 de marzo de 2011

¿Juego de niños?

De pequeño recuerdo que jugábamos mucho en la calle, no hay tantas consolas e internet no era lo que es ahora. Los juegos recreaban cosas cotidianas que veíamos: jugar a policía y ladrón, a ser futbolistas o jugadores de tenis famosos, ese gran piloto de carreras que siempre ganaba, etc. Según la cultura, y sin ánimo de ser etnocentrista, los juegos pueden variar mucho y aunque parezcan divertidos pueden llevar unas connotaciones nada sanas para unos o otros.

Os dejo un ejemplo de unos niños musulmanes jugando a esas cosas que ven a menudo. Advertimos que puede herir la sensibilidad de algunas personas, o no, según se tome:




Actualizado: Como lo han eliminado del Youtube,os dejo este link por si queréis verlo:
Jugando a la muerte: un video muestra a niños pakistaníes recreando ataques terroristas suicidas

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que sí es cierto es que cada cultura tiene sus juegos, cuando mis mayores eran pequeños recuerdo que jugaban a las "guerrillas", una alusión clara a la Guerra Civil Española. Luego también en Occidente tenemos ciertos juegos virtuales que aluden a asuntos bélicos o de tipo terrorista. Pero lo que sí parece claro es que no podemos ideologizar a estos niños fuera de su cultura en sí. Es decir, que no podemos destrozar su cultura para reedificar o construir la nuestra por encima de la que ellos tienen o puedan tener, las cosas hay que cambiarlas, a mi parecer, en este tipo de asuntos desde dentro y con conocimiento de códigos culturales apropiados para ello.
Y sí, resulta violento ver que los niños, inconscientes o no, y dentro de una cultura u otra hagan de asuntos tan sumamente serios un simple juego de niños. Quizá sea este el tema, que los mayores no somos más que niños; y que deberíamos madurar en un mundo, este nuestro tan imperfecto e inmaduro.

ASTH dijo...

Está claro que no hay que imponer una cultura por encima de otra, pero no deja de resultar "curioso" a los ojos de otros esos juegos, independientemente de la cultura de cada uno. Es como si ves a los niños de hoy en dia jugando hacer un atentado de ETA o jugando a las guerillas de Latino america, no es ni mejor ni peor, pero cuanto menos Curioso.

Anónimo dijo...

Y triste... Y la verdad es que a los educadores, que es el papel que podríamos ocupar nosotros al formar parte de cada engranaje cultural, debería hacernos pensar seriamente en la herencia cultural que dejeamos